El 1 de noviembre, 4º día del Festival, conectaremos durante la ceremonia del día con una de las cualidades que tanto nos ayuda en los procesos de final de vida, muerte y duelo: la compasión.

El poder que nos ofrece la compasión es que nos lleva a actuar desde el Amor que sentimos por alguien que está viviendo un momento doloroso para contribuir a la mejora de su bienestar mientras cuidamos también del nuestro.

La compasión juega a un equilibrio mágico entre nuestro Amor por el otro, nuestra Acción que contribuye a mejorar su bienestar y nuestro Autocuidado.

Cuéntanos, de ese equilibrio “perfecto” ¿qué es lo que más te cuesta vivir: el amor por el otro, actuar para contribuir a su bienestar o respetar tu autocuidado?

¡Te escuchamos en los comentarios!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies