Dice un refrán “que es de bien nacidos ser agradecidos».

Así que ¡buenas noticias!: todos somos “bien nacidos” por lo que todos tenemos la capacidad de la gratitud 

La gratitud nos permite reconocer lo que vivimos en nuestra Vida a cada instante, desde lo más físico (alimento, vestido, agua caliente, refugio y todo lo material que está presente en nuestra día a día) hasta lo emocional y espiritual que podemos vivir en relación con nosotros mismos, con los demás y con la Vida.

Darnos cuenta, reconocerlo y sentirlo como un regalo permite acoger en nuestro corazón ese Amor que es entregado a través de cada una de esas experiencias. 

Así , la gratitud nos permite reconocer la abundancia que cada día sí está presente en nuestra Vida y permite que nuestro corazón se expanda.

Este será el tema en el que se centrará la ceremonia del tercer día de nuestro Festival de este año, el 31 de octubre. Porque precisamente el proceso de morir de otra persona o el nuestro propio puede ser una gran oportunidad de reconocer y honrar lo vivido a través de la gratitud que espontáneamente nace de nuestro corazón cuando realmente sentimos todo lo compartido, y también puede nacer de nosotros un gran ¡Agradecer a la Vida!.

Seguro que tú también puedes recordar momentos especialmente emotivos en los que la gratitud expandió tu corazón y te ayudó a acercarte a los demás también.

¿Nos cuentas cómo la vives tú?. Te leemos encantadas en los comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies